WOOP. Eduardo Ösz

A lo largo de las últimas décadas, los principales investigadores mundiales sobre motivación, han estado estudiando el impacto de los sueños en la motivación. Al principio se creía que las personas tendrían más éxito en lograr sus deseos si dedicaban tiempo a soñar con ellos a propósito desafortunadamente, lo que reveló la investigación no fue tan sencillo.

Si bien soñar con un futuro deseado se siente genial para dar los pasos necesarios hacia una meta futura deseada se necesita energía. Se necesita esfuerzo y foco entre otros elementos para crear un cambio positivo en nuestras vidas.

De hecho, los buenos sentimientos provocados por el simple hecho de soñar conducen directamente al letargo, es decir, todo lo contrario, a lo que necesitamos para ir en búsqueda de nuestros sueños.

Entonces… ¿Eso significa que soñar con futuros posibles emocionantes es una pérdida de tiempo? ¡Afortunadamente no! Pero hay un par de pasos adicionales involucrados para usar eficazmente sus sueños como combustible.

Dado que soñar por sí solo no era suficiente para ayudar a las personas a actualizar su potencial, Gabrielle Oettingen en su libro «Rethinking Positive Thinking» (2014) propone una nueva metodología para abordar este fascinante desafío.

Partiendo de la base de un deseo o sueño que le gustaría hacer realidad y la realidad de dónde está uno ahora parado respecto de ese sueño, la autora nos invita a avanzar hacia ese deseo, es decir, movilizar dichos sueños como una herramienta para impulsar la acción dirigida, y no hay nada que movilice más la situación que analizar los obstáculos que aparecerán en el camino.

Es inevitable que enfrente obstáculos en su camino para hacer cualquier cosa que le importe, ahora bien, en lugar de molestarnos por ese hecho de la vida, podemos abrazar la realidad y descubrir cómo trabajar con ella. Concretamente estoy haciendo referencia al hecho de definir con extrema claridad las denominadas intenciones de implementación, es decir, planes específicos para lo que haremos en caso de que nos encontremos con un obstáculo.

El esquema sería más o menos así, al principio pensar en los obstáculos que pueden interponerse en su camino para lograr algo, para luego crear un plan de lo que hará si surge algunos de dichos obstáculos, esto es una forma de decidir previamente qué hacer, por lo cual entonces, cuando surge el obstáculo inevitable, no tiene que pensarlo dos veces antes de ejecutar su plan.

El ejercicio, científicamente validado para hacer realidad sus sueños, se denomina WOOP en función de las etapas W wish (deseo), O outcome (resultado), O obstacle (obstáculo) y P plan (plan).

La forma más confiable de hacer realidad sus objetivos es actuar de manera constante a lo largo del tiempo y WOOP es un ejercicio científicamente validado para ayudarlo a tomar medidas a pesar de esos desafíos, adquirir el hábito WOOP brinda la posibilidad de que se encontrarse un poco más cerca de sus sueños. 

 

Este artículo forma parte del libro “Cómo lograr objetivos. Según su tipo de personalidad” (quixotelibros, Buenos Aires, 2020).
Especialista en Capacitación, Coaching y desarrollo de equipos e individuos. Licenciado en relaciones públicas, ha realizado posgrado en Gestión Educativa y asesorado a numerosas empresas en los últimos años.
Recientemente ha escrito «Cómo convertir su idea en un negocio. Fijar un objetivo y hacerlo realidad» (2019).
No sólo eso, también es un sufrido hincha de Boca Juniors y un muy buen músico.
—> Lo encontrás en redes sociales como @eduosz <—

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *